- El día pactado para cargar la mudanza, debe estar todo embalado y preparado, para facilitar la tarea de carga y evitar demoras en la salida a destino.

– La mudanza se recibe cerrada embalada y etiquetada, con nombre y destino visible, para su identificación posterior.

– Los elementos frágiles deben estar debidamente embalados y protegidos, y con un cartel en la parte externa que diga “frágil” para cargarlos en el camión con cuidado especial.

– El contenido de lo transportado queda bajo responsabilidad de los dueños, debiendo estos responder ante las autoridades que correspondan, en caso que se solicite una revisión durante el viaje, por un control caminero o lo que fuera.

– Al terminar de cargar y antes de salir a destino se entrega un remito, con los detalles de lo que se cargó y la fecha de salida y llegada a destino.

– El camión completo tiene 22 metros cúbicos. Si se contrató “camión completo”, lo que exceda de esta capacidad se cobra aparte. Se utilizan siempre todos los espacios al máximo, tanto los interiores de los muebles, como en todo espacio en el que se pueda ubicar algo de menor volumen.

– Si se acordó un presupuesto por una cantidad de metros cúbicos y al momento de cargar se supera este metraje, se sumara al presupuesto. Siendo el total a cobrar lo que resulte de la medición de metros cúbicos que está ya cargado sobre el camión, con la carga bien ubicada y acomodada para el viaje, aprovechando todos los espacios.

– Los presupuestos son por camión completo o por metro cúbico. Cuando se presupuesta por metro cúbico, se estima un aproximado de lo que se ocupará, si al momento de cargar se agregan más cosas de lo que se acordó, queda sujeto a análisis si es posible llevarlo o no. Para esto se evaluará el espacio que se necesitará, teniendo en cuenta que hay otros clientes que ya tienen su espacio reservado. Si hay espacio disponible se cargará, sino quedará en espera  o bien, se lo puede guardar en nuestros depósitos, para llevarlo en el próximo viaje.

– Se acuerda un horario aproximado para cargar o descargar, si el cliente no estuviera disponible en la franja horaria pactada, deberá esperar a que se termine el recorrido para volver a pasar por el domicilio, o bien esperar el próximo viaje.

– El pago del servicio es 50% al cargar y 50% al llegar al destino donde se descargará.

– El cliente puede verificar como está cargado el camión y comprobar al llegar que esta todo en la misma ubicación. Nada se toca, ni se baja en ningún depósito.

– Se requiere siempre la presencia de los dueños, al momento de cargar y descargar, para certificar que el trabajo se está haciendo de manera correcta. En caso de accidentes, sean de tránsito o involuntarios manipulando las cosas, no nos hacemos responsables.

- Se pueden contratar seguros de viaje especiales, avisando con anterioridad al día de carga.

Condiciones Mudanzas Renacer

UA-53519945-2